Horario  |  L–V: 9,00 h – 20,00 h  |  S: 9,00 h – 13,00 h

Home 9 Estética Dental 9 El proceso de blanqueamiento dental: todo lo que necesitas saber

El blanqueamiento dental es un proceso estético para aclarar el color de los dientes y eliminar manchas y decoloraciones. Se puede realizar en clínica o en casa. Antes de someterse al tratamiento, es importante una evaluación del dentista. El blanqueamiento dental en clínica utiliza un gel blanqueador y una lámpara LED o láser. En casa, se usa un kit con gel blanqueador y una férula personalizada. Después del blanqueamiento, es necesario mantener buenos hábitos de higiene y evitar sustancias que manchen los dientes.

Tipos de blanqueamiento dental

El proceso de blanqueamiento dental se puede llevar a cabo de diferentes maneras, ya sea en una clínica dental o en casa con un kit de blanqueamiento dental. A continuación, se describen los dos tipos principales de blanqueamiento dental:

Blanqueamiento dental en clínica

El blanqueamiento dental en clínica se realiza en el consultorio dental por un dentista profesional. Este método proporciona resultados más rápidos y efectivos debido a la utilización de lámparas LED o láser que aceleran el proceso de blanqueamiento.

El procedimiento comienza con la aplicación de un gel blanqueador en los dientes, que luego es activado por la lámpara LED o láser. La duración y el número de sesiones necesarias dependerán del nivel de blanqueamiento deseado y la intensidad de las manchas en los dientes.

Blanqueamiento dental en casa

El blanqueamiento dental en casa se realiza utilizando un kit de blanqueamiento dental que se proporciona bajo la supervisión del dentista. Este método permite realizar el tratamiento cómodamente en el hogar.

El kit de blanqueamiento dental incluye un gel blanqueador y una férula personalizada. El gel se aplica en la férula y se coloca en la boca durante el tiempo recomendado, generalmente entre 3 y 4 horas al día o durante la noche. La duración total del tratamiento puede variar de 1 a 3 semanas, dependiendo del nivel de blanqueamiento deseado.

Es importante destacar que tanto el blanqueamiento dental en clínica como el blanqueamiento dental en casa pueden lograr excelentes resultados. Sin embargo, es necesario que el dentista realice una evaluación previa para determinar cuál de los dos métodos es más adecuado para cada paciente, teniendo en cuenta el estado de los dientes y las preferencias individuales.

Factores que afectan el color de los dientes

El color de los dientes puede variar debido a diferentes factores, como la alimentación y los hábitos diarios. Además, el consumo de tabaco puede dar lugar a la aparición de manchas y al amarilleamiento dental.

Alimentación y hábitos

La alimentación juega un papel importante en el color de nuestros dientes. Algunos alimentos y bebidas pueden causar manchas y decoloración, como el café, el té, el vino tinto, el curry y la salsa de soja. Estos alimentos contienen pigmentos intensos que pueden penetrar en el esmalte dental y oscurecer los dientes a lo largo del tiempo.

Además, algunos hábitos como el consumo excesivo de alimentos ácidos o el uso prolongado de enjuagues bucales con colorantes pueden contribuir al deterioro del color original de los dientes.

Tabaco y dientes amarillentos

El tabaco es uno de los principales factores que contribuyen a que los dientes adquieran un tono amarillento. Los componentes químicos presentes en el tabaco, como la nicotina y el alquitrán, penetran en los dientes y causan manchas difíciles de eliminar con la higiene bucal habitual.

El fumar tabaco de forma regular o el uso de productos de tabaco sin humo pueden dejar un impacto duradero en el color de los dientes. El humo del tabaco y los productos químicos que contiene pueden provocar que la capa externa del esmalte dental se deteriore, exponiendo la dentina amarillenta subyacente.

Por tanto, es importante tener en cuenta que el consumo de tabaco no solo afecta a la salud general, sino que también tiene un efecto negativo en la apariencia estética de los dientes. Además de realizar un blanqueamiento dental, es fundamental dejar de fumar o reducir el uso del tabaco para mantener unos dientes blancos y saludables.

Evaluación previa al blanqueamiento dental

Antes de someterse a un blanqueamiento dental, es de vital importancia realizar una evaluación por parte del dentista para determinar si es adecuado en cada caso. Esta evaluación nos permitirá conocer el estado de los dientes y decidir el mejor enfoque para lograr resultados óptimos. A continuación, se detallan dos aspectos fundamentales a tener en cuenta durante esta evaluación.

Importancia de la revisión del dentista

La revisión del dentista antes de someterse a un blanqueamiento dental es esencial para garantizar la salud bucal y prevenir posibles complicaciones. Durante esta revisión, el dentista examinará el estado de los dientes y las encías, evaluará la presencia de caries o enfermedad periodontal, y determinará si existe alguna contraindicación para el blanqueamiento dental.

Además, el dentista también podrá identificar otras afecciones dentales que podrían afectar el resultado del blanqueamiento, como obturaciones o prótesis dentales que requieran ajustes o reemplazo posterior al tratamiento. Esta revisión previa asegurará que se realice un blanqueamiento dental seguro y efectivo.

Limitaciones del blanqueamiento dental

Es necesario tener en cuenta que el blanqueamiento dental tiene ciertas limitaciones y no es recomendado para todas las personas. Dependiendo del estado de los dientes y las causas de su aspecto actual, es posible que el blanqueamiento dental no sea la solución más adecuada.

En algunos casos, si las manchas o decoloraciones son muy profundas o se deben a otros problemas dentales, como la tinción en la dentina, el blanqueamiento no será efectivo. En estos casos, el dentista podrá recomendar otros tratamientos estéticos, como carillas o coronas, para lograr el resultado deseado.

Además, es importante mencionar que el blanqueamiento dental no cambia el color de las obturaciones o prótesis dentales. Si estos elementos están presentes en la sonrisa, es posible que sea necesario ajustarlos o reemplazarlos posteriormente para lograr una apariencia más uniforme.

Proceso de blanqueamiento dental en clínica

En la clínica dental, el proceso de blanqueamiento dental se lleva a cabo de forma profesional y controlada. A continuación, se detallan los pasos principales de este procedimiento:

Aplicación del gel blanqueador

En primer lugar, se aplica un gel blanqueador sobre la superficie de los dientes. Este gel contiene peróxido de hidrógeno o peróxido de carbamida, sustancias que ayudan a eliminar las manchas y decoloraciones de los dientes.

El gel se coloca en una férula que se adapta a la boca del paciente, asegurándose de cubrir todas las piezas dentales. El dentista se encarga de colocar con precisión la férula para evitar que el gel entre en contacto con las encías y provoque irritación.

Activación del gel con lámpara LED o láser

Una vez aplicado el gel sobre los dientes, se procede a activarlo con una lámpara LED o láser. Estas fuentes de luz ayudan a acelerar el proceso de blanqueamiento y a potenciar los efectos del gel blanqueador.

La lámpara LED o láser se dirige hacia los dientes durante un periodo de tiempo determinado, generalmente entre 30 y 60 minutos. Durante este tiempo, el gel blanqueador penetra en el esmalte dental y realiza su acción blanqueadora.

Es importante destacar que el uso de lámpara LED o láser en el blanqueamiento dental en clínica está respaldado por estudios científicos y su eficacia ha sido comprobada.

Proceso de blanqueamiento dental en casa

El blanqueamiento dental realizado en casa es una opción conveniente para aquellas personas que desean aclarar sus dientes en la comodidad de su hogar. Este proceso implica el uso de un gel blanqueador y una férula personalizada que se adapta a la boca del paciente.

Uso de gel blanqueador y férula personalizada

El primer paso en el proceso de blanqueamiento dental en casa es aplicar el gel blanqueador en la férula personalizada. Este gel contiene agentes blanqueadores que ayudan a eliminar las manchas y decoloraciones de los dientes. La férula personalizada se coloca de forma segura sobre los dientes, asegurando que el gel se distribuya de manera uniforme.

Es importante seguir las instrucciones proporcionadas por el dentista en cuanto a la cantidad de gel blanqueador que se debe utilizar y durante cuánto tiempo se debe usar la férula. Por lo general, se recomienda usar la férula durante varias horas al día o durante la noche, dependiendo de las indicaciones específicas del dentista.

Duración y seguimiento del tratamiento

La duración del tratamiento de blanqueamiento dental en casa puede variar según las necesidades y expectativas del paciente. En general, se espera que el tratamiento dure de 1 a 3 semanas. Durante este período, es esencial ser constante en el uso de la férula y el gelblanqueador para lograr los resultados deseados.

Es posible que durante el tratamiento de blanqueamiento dental en casa se experimente sensibilidad dental temporal. Esto es normal y por lo general desaparece una vez finalizado el tratamiento. Sin embargo, es importante comunicarse con el dentista si la sensibilidad persiste o si se experimenta cualquier otra molestia significativa durante el proceso.

Es fundamental realizar un seguimiento con el dentista después de finalizar el tratamiento de blanqueamiento dental en casa. Durante esta consulta, el dentista evaluará los resultados obtenidos y brindará recomendaciones sobre el mantenimiento a largo plazo de los dientes blancos y aclarados.

Cuidados posteriores al blanqueamiento dental

Mantenimiento de resultados a largo plazo

Después de someterse a un blanqueamiento dental, es importante seguir ciertos cuidados para mantener los resultados obtenidos a largo plazo. Aquí te presentamos algunas recomendaciones:

  • Cepilla tus dientes de manera adecuada y regular. Utiliza un cepillo dental de cerdas suaves y una pasta de dientes blanqueadora. Realiza movimientos suaves y circulares para limpiar tus dientes de manera efectiva.
  • Utiliza hilo dental al menos una vez al día para eliminar la placa y los restos de comida entre los dientes. Esto ayudará a prevenir la acumulación de manchas y mantener una sonrisa luminosa.
  • Enjuaga tu boca con agua después de consumir alimentos o bebidas que puedan manchar los dientes, como el café, el vino tinto o los alimentos con colorantes intensos.
  • Evita fumar o consumir productos de tabaco, ya que son una de las principales causas del oscurecimiento de los dientes. Además, el tabaco puede afectar negativamente la salud bucal en general.
  • Visita regularmente a tu dentista para realizar limpiezas dentales profesionales. Estas limpiezas ayudarán a eliminar manchas superficiales y mantener tus dientes blancos y saludables.

Evitar alimentos y sustancias que manchen los dientes

Para mantener los resultados del blanqueamiento dental, es importante evitar ciertos alimentos y sustancias que pueden manchar los dientes. A continuación, te mostramos algunos ejemplos:

  • Evita consumir alimentos y bebidas con alto contenido de pigmentos, como el café, el té, el vino tinto, el curry y la salsa de soja. Estos alimentos pueden manchar el esmalte dental y comprometer los resultados del blanqueamiento.
  • Limita o evita el consumo de bebidas carbonatadas y energéticas, ya que contienen ácidos que pueden erosionar el esmalte dental y facilitar la aparición de manchas.
  • Reduce la ingesta de alimentos con alto contenido de azúcar, como dulces y refrescos azucarados. El azúcar contribuye a la formación de placa bacteriana, que puede manchar los dientes y causar caries.
  • Ten en cuenta que algunos medicamentos, como los antibióticos tetraciclina, pueden ocasionar cambios en el color de los dientes. Si estás tomando algún medicamento y notas cambios de color, consulta con tu dentista para buscar soluciones.

Siguiendo estas recomendaciones y manteniendo una buena higiene oral, podrás disfrutar de resultados duraderos y una sonrisa más blanca y radiante después de un blanqueamiento dental.