Horario  |  L–V: 9,00 h – 20,00 h  |  S: 9,00 h – 13,00 h

Home 9 Implantología 9 Prótesis dentales fijas: Solución duradera y estética para tus dientes

Las prótesis dentales fijas son dispositivos diseñados a medida para reemplazar dientes perdidos o dañados. Se dividen en dos tipos principales: las que se sujetan a los dientes naturales y las que van fijadas a implantes dentales de titanio. Las prótesis fijas sobre dientes ofrecen una fuerte sujeción, pero requieren dañar los dientes. Por otro lado, las prótesis fijas sobre implantes dentales se sujetan a implantes de titanio. Estas prótesis, como las coronas y los puentes, ofrecen comodidad, estética, durabilidad y prevención de la pérdida ósea. Es importante seguir cuidados y revisiones periódicas con el dentista.

Tipos de prótesis dentales fijas

Existen diferentes tipos de prótesis dentales fijas para reemplazar dientes perdidos o dañados. Estas prótesis se dividen en dos categorías principales: las que se sujetan a los dientes naturales y las que van fijadas a implantes dentales. A continuación, se detallan los subtipos de prótesis fijas en función de su sujeción:

Prótesis fijas sobre dientes naturales

Coronas dentales

Las coronas dentales son prótesis individuales que se colocan sobre dientes naturales previamente tallados. Estas prótesis se fabrican a medida y se adaptan al color y forma de los dientes del paciente. Existen coronas de metal-cerámica y coronas completamente de cerámica.

Puentes dentales

Los puentes dentales se utilizan para reemplazar al menos un diente perdido. Consisten en una estructura formada por al menos tres piezas. Dos de estas piezas actúan como pilares de sujeción y se sujetan a los dientes naturales adyacentes al espacio vacío. Las otras piezas, llamadas pónticos, reemplazan los dientes faltantes.

Prótesis fijas sobre implantes dentales

Coronas sobre implantes

Las coronas sobre implantes se colocan sobre uno o varios implantes de titanio que actúan como raíces dentales artificiales. Estos implantes se insertan quirúrgicamente en el hueso maxilar o mandibular, y sobre ellos se coloca la corona dental individualizada. De esta manera, se logra una función y estética similares a las de un diente natural.

Puentes sobre implantes

Los puentes sobre implantes se utilizan cuando se requiere reemplazar varios dientes perdidos. Al igual que con las coronas, se colocan sobre los implantes de titanio y se sujetan a ellos para lograr una estructura sólida y estable. Las piezas del puente que reemplazan los dientes faltantes se unen a los pilares implantados, brindando una solución estética y funcional.

Dentaduras sobre implantes

Las dentaduras sobre implantes son prótesis completas que se colocan sobre implantes dentales para sustituir todos los dientes. Estas dentaduras están compuestas por un refuerzo metálico y una encía y carilla prefabricadas con un compuesto especial. Brindan una apariencia estética agradable y la ventaja de no tener paladar.

Ventajas de las prótesis dentales fijas

Comodidad y estabilidad

Las prótesis dentales fijas proporcionan comodidad y estabilidad a quienes las utilizan. Al estar fijadas de manera segura a los dientes naturales o a los implantes dentales, no hay movimientos o desplazamientos incómodos. Esto permite que las personas con prótesis fijas puedan hablar, comer y sonreír con confianza, sin preocuparse por que la prótesis se mueva o se caiga.

Estética y naturalidad

Una de las principales ventajas de las prótesis dentales fijas es su apariencia estética y natural. Las coronas y puentes dentales se fabrican a medida, adaptándose al color y forma de los dientes del paciente. Esto permite obtener una sonrisa natural y armoniosa, mejorando la estética y la confianza en uno mismo.

Durabilidad y prevención de pérdida ósea

Las prótesis dentales fijas son altamente duraderas y resistentes. Al estar cementadas de manera permanente sobre los dientes naturales o sobre los implantes dentales, ofrecen una solución de larga duración. Además, cuando se colocan sobre implantes, las prótesis fijas ayudan a prevenir la pérdida ósea, ya que los implantes actúan como raíces dentales artificiales, estimulando el hueso y evitando su deterioro.

Cuidados y precauciones después de la colocación

Una vez que se ha colocado la prótesis dental fija, es importante tener en cuenta una serie de cuidados y precauciones para garantizar su durabilidad y comodidad. A continuación, se detallan algunos aspectos clave a tener en cuenta:

Alimentación y evitar alimentos dañinos

Después de la colocación de la prótesis, es recomendable evitar alimentos excesivamente duros, ya que podrían dañar la prótesis o causar molestias. Asimismo, es aconsejable evitar alimentos muy calientes o muy fríos, ya que pueden sensibilizar los dientes o generar molestias.

Es importante llevar una alimentación equilibrada y evitar morder alimentos pegajosos o que requieran una gran fuerza de masticación. Optar por alimentos suaves y cortados en trozos pequeños puede facilitar el proceso de masticación y evitar posibles problemas.

Cuidados especiales de higiene bucal

Después de la colocación de la prótesis dental fija, es fundamental mantener una buena higiene bucal para prevenir infecciones y mantener la salud de las encías. A continuación, se detallan algunos cuidados especiales:

  • Cepillar los dientes y la prótesis después de cada comida, utilizando cepillos de cerdas suaves y pasta dental adecuada.
  • Utilizar enjuagues bucales recomendados por el dentista o especializados para prótesis dentales para eliminar bacterias y mantener una sensación de frescura en la boca.
  • Limpiar la prótesis con productos específicos siguiendo las indicaciones del dentista. Evitar el uso de productos abrasivos que puedan dañarla.
  • Mantener unas encías sanas mediante el uso de hilo dental y/o cepillos interdentales para eliminar la placa bacteriana entre los dientes y alrededor de la prótesis.

Revisiones periódicas con el dentista

Es importante acudir a revisiones periódicas con el dentista para asegurar el correcto funcionamiento de la prótesis dental fija y detectar posibles problemas o desajustes. Durante estas revisiones, el dentista realizará limpiezas profesionales, evaluará el estado de la prótesis y realizará los ajustes necesarios.

Se recomienda acudir al dentista al menos dos veces al año, aunque esto puede variar según las necesidades individuales de cada paciente. Además de las revisiones periódicas, es fundamental contactar con el dentista en caso de cualquier problema o molestia que pueda surgir.